Cargando...
Sorpresa en medio de la tensión por el cepo a la carne: Matías Kulfas se reunió con el nuevo presidente de la Sociedad Rural

Sorpresa en medio de la tensión por el cepo a la carne: Matías Kulfas se reunió con el nuevo presidente de la Sociedad Rural

Tras haber cumplido una semana de la asunción de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino tuvo su primera prueba de fuego. Fue recibido, junto al vicepresidente de la entidad, Marcos Pereda, por el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, por lo que pareciera que la relación con dicha entidad sería diferente a lo que venía sucediendo anteriormente.

"Fue un encuentro muy productivo en donde nos presentamos ante el ministro y pudimos expresarle la realidad del sector y los temas urgentes", dijo Pino tras el encuentro.

Pese a que era más una reunión protocolar, había expectativa por lo que podría pasar por el cepo a las exportaciones de carne. Según averiguó Clarín, Pino le expresó al funcionario que la medida era desacertada y que había malestar desde las bases de los productores. 

La reunión fue tomada satisfactoriamente desde la Mesa de Enlace porque  Pino les aviso a sus pares de las entidades sobre el llamado del Ministro. Mientras que en conjunto esperan que sean recibidos por el presidente Alberto Fernández tras el pedido de audiencia cuando concluyó el cese de comercialización de hacienda el miércoles pasado.

Por otro lado, según se pudo averiguar, los frigoríficos exportadores siguen buscando destrabar el cepo y presentaron una nueva propuesta el viernes pasado a Kulfas, quien viene encabezando el tema, pero hasta el momento no tuvieron respuesta.

Consiste principalmente en  "cupos" de exportación. Desde el Gobierno pretendían restringir el 60% de las exportaciones, que alcanzan mensualmente entre 60.000 a 100.000 toneladas por un valor de 200 a 250 millones de dólares. En principio, la medida era para el corriente mes.

Pero desde el sector le presentaron que se limite el 20% de las exportaciones. Y al achicarse la oferta exportadora, no modificaron el volumen destinado al programa de precios accesibles, que hoy está en vigencia con 11 cortes por un total de 8.000 toneladas mensuales.

Por otra parte, esta semana se terminan los permisos de embarques que los frigoríficos habían obtenido previo al cepo, por lo que empieza la incertidumbre del sector. Se prevé que desde la semana que viene, al no haber demanda externa, podría haber cierre de plantas y suspensiones del personal.

"El abanico de posibilidades es amplio, están todas sobre la mesa de acuerdo a la realidad de cada frigorífico", dijo Daniel Urcía, presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra). "Pero no habrá una estampida, cada empresa va a tomar sus decisiones", aclaró.

En este sentido, indicó que algunos ya tomaron la decisión de suspender el personal, como el Frigorífico Rafaela, que se hizo público,y otros dependerá en función de lo qu vaya ocurriendo en cada caso particular.

"Los trabajadores cobran el salario básico y luego, tienen estímulos de producción por volumen producido, calidad y destino. Por lo que al trabajar menos, le va a impactar en el bolsillo", precisó.

Los frigoríficos que se dedican a la exportación están preparados de una forma diferente a los consumeros (los que se dedican al mercado doméstico) por lo que es muy difícil que puedan modificar la estructura.

(FUENTE: Clarín Rural).